Noticia

CARNE FOR EXPORT: SIGUEN LAS REPERCUSIONES POR EL ACUERDO CON CHINA

viernes 19, enero 2018

Argentina logró un acuerdo con China para ampliar el ingreso de carne bovina enfriada y congelada con y sin hueso, y carne ovina y caprina de la Patagonia. Hasta ahora, el Gigante Asiático aceptaba cortes congelados sin hueso de escaso valor.

Hoy, la Argentina está entre los diez primeros exportadores mundiales de carne. En los últimos dos años las exportaciones de carne bovina se incrementaron en 110 mil toneladas (res con hueso), y durante el 2017, las ventas a China generaron un ingreso total de USD$ 405 millones.

En este contexto, algunos actores del campo argentino alzaron la voz para celebrar la noticia, haciendo hincapié en el impacto económico, en la presencia de Argentina en el mundo y la importancia del trabajo público-privado. La apertura para el envío de carne vacuna enfriada con y sin hueso, le quitó protagonismo al ingreso de la carne ovina y caprina.

Divisas, empleo y arraigo

Luego del anuncio, el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, expresó: “Es una muy buena noticia, porque hasta este momento tenemos abierto el protocolo de la carne congelada, y la carne enfriada tiene mucho más valor, significa que pueden ingresarse más divisas al país, generarse más empleo en los lugares donde producimos y sobre todo, arraigo rural”.

En sintonía con el titular de la cartera agroindustrial, la Asociación Argentina de Brangus manifestó mediante un comunicado que “dicho acuerdo se alcanza en un momento donde nuestro país se encuentra en condiciones de proveer el volumen necesario sin desatender el importante mercado interno”, y destacó: “Estos acuerdos, sin duda, son generadores de mayor empleo y arraigo en todo nuestro país”.

Según Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), las exportaciones hacia ese destino podrían registrar un gran crecimiento en los próximos meses, consolidado la curva ascendente de las ventas de carne argentina hacia el exterior.

En tanto, el Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, destacó “que la firma de este Protocolo implicará que carne bovina argentina pueda ingresar al mercado de nuestro segundo socio comercial, que actualmente importa USD$ 2.500 millones anuales de carne vacuna, lo que ofrece una gran oportunidad para nuestros productores”.

Fruto público-privado

Tal como se informó, tras quince años de negociaciones, se acordaron los protocolos donde se establecen los requisitos sanitarios para autorizar la exportación al Gigante Asiático de carne bovina enfriada y congelada con y sin hueso, y carne ovina y caprina.

Previo al momento del anuncio, los avances se realizaron desde la Embajada Argentina en China a través de una videoconferencia en la que participaron el embajador Diego Guelar, el agregado Agrícola, Hernán Viola, y autoridades y técnicos del AQSIQ, y desde Argentina, el presidente del Senasa, Ricardo Negri, junto al equipo técnico del organismo y de la Secretaria de Mercados Agroindustriales, que hace meses vienen desarrollando las negociaciones.

Debido a la ardua tarea que hay detrás del “histórico” acuerdo, Etchevehere, resaltó: “Esto también es producto del trabajo que se viene haciendo público-privado en la Mesa de Ganado y Carnes que encabeza el presidente Macri que ya ha tenido cinco reuniones“.

Por su parte, Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), también reconoció la labor mancomunada: “Este tipo de avance es el resultado del trabajo común entre lo público desde Cancillería, el MINAGRO y el SENASA, y lo privado con acciones realizadas desde el IPCVA, desde la Mesa de las Carnes y con la presencia en Ferias y Foros internacionales, con el objetivo de expandir las exportaciones de los productos agropecuarios argentinos”.

(Fuente: Infobae.com/campo)